Saturday, July 17, 2010

morning fog

flavio se levantó finalmente, eventualmente, despues que la alarma habia sonado cinco veces y cinco veces habia apretado el botón de snooze -que ahora es solo un botón virtual en la pantalla del teléfono móvil asi que uno tantea sin abrir los ojos pero tambien sin encontrar el botón por un buen rato hasta darse por vencido y abrir los ojos para poder ganarse esa tregua de ocho minutos durante la cual sueña y todo, con la interfaz del iphone que se convierte en enormes cubos de algo asi como espuma de anime o styrofoam con la que uno tiene que luchar y abrirse paso a través de ella para lograr que el mundo se ajuste un poquitico a lo que uno, pero apenas aquello se resuelve suena la alarma otra vez y tantea uno esperando encontrar el fulano botón virtual pintado en la pantalla del fulano teléfono pero uno sabe que solo le está haciendo cosquillas virtuales en la nariz a una Mora virtual de dieciocho años,el fantasma de su amor lejano que abre los ojos cada vez que la pantalla se enciende. Y no consigue apagar la alarma. Ok, es un juguete demasiado caro para estrellarlo contra la pared, asi que no hay vuelta: hay que abrir los ojos -ah, el botón está justo encima de la nariz. Otros ocho minutos de tregua durante la cual uno flota corriente abajo y se encuentra caminando por una playa rocosa y gris, con olas estrellándose contra las piedras en apoteosis de espuma, y de pronto se encuentra uno un juego de ajedrez en la playa. Huy, esto no me gusta, quizá es hora de levantarme....

0 Comments:

Post a Comment

<< Home